Máquina Universal de Tendido

Las máquinas de freno en su origen se diseñaron con el objeto de frenar los conductores, para mantenerlos elevados del suelo a la altura requerida.
Para crear la tensión de frenado en el conductor es necesario producir una reacción a la acción del cabrestante. Esta reacción la realiza el freno que es capaz de degradar la energía suministrada por el cabrestante, en calor.
Cuando el conductor llega al cabrestante finaliza “el tendido”. En esta operación la tracción de tendido en el freno, es aproximadamente un 20 % inferior a la tracción final.

Primera evolución realizada en los frenos.

Una vez realizado el tendido, hay que recuperar conductor en el freno para dejarlo a flecha definitiva, lo que se llama “regulado del conductor”.
Como inicialmente los frenos no podían recuperar conductor, ya que carecían de motor térmico, se empleaba un cabrestante de regulado, para dejar el conductor a su flecha definitiva. En esta operación, la tracción del conductor aumenta del 80 % al 100 % de la tracción final.
Posteriormente, algunos fabricantes empezaron a colocar en los frenos un pequeño motor térmico que permitía mover los tambores de adherencia en una rotación inversa, con el fin de recuperar lentamente el conductor y ponerlo a flecha definitiva. De esta forma se eliminaba la necesidad del cabrestante de regulado.
Hoy en día, se fabrican muchos frenos de tendido con motores térmicos que posibilitan el regulado del conductor. Pero esta mejora no permite, por su lenta velocidad, la recuperación de los conductores tendidos.

Segunda evolución la “Máquina Universal de Tendido”

En 1979, al detectarse que el conductor que se estaba terminando de tender era defectuoso, surgió la necesidad de desmontar el conductor tendido y engrapado, y sustituirlo por otro en buenas condiciones.
La línea era muy importante y en 1979, no existían equipos de tendido para recuperar los conductores ya tendidos.
La empresa TESMEC, fabricante de los equipos de tendido, en una singular reforma de los frenos existentes en la obra, consiguió que los frenos funcionasen como cabrestantes, dando así una solución al grave problema que había ocasionado el conductor defectuoso.
Esta adaptación se puede considerar que fue el origen de la:

Máquina Universal de Tendido

 

escanear0081

Ejemplo de máquina universal de tendido autotransportada.

Estas máquinas, son cabrestantes-frenadoras que se pueden utilizar como cabrestantes o como frenos, son reversibles.
También se usan para sustituir un conductor viejo o defectuoso y remplazarlo por otro igual o de mayor capacidad. En esta retirada del conductor a sustituir, se suele utilizar el mismo conductor viejo como cable piloto, para tender el nuevo conductor. Siempre que su estado técnico lo permita.
En estas Máquinas Universales los tambores de adherencia son, en tamaño, como los de los frenos, y sus canales de adherencia resistentes al tránsito de los conductores o pilotos de acero.
Hoy en día, todos los fabricantes importantes fabrican Máquinas Universales de Tendido.
En el mercado siguen existiendo, frenos simples, frenos con posibilidad de regulado y máquinas universales de tendido.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s